Buscar este blog

Cargando...

jueves, 19 de julio de 2007

Alineación


Es común escuchar la frase
"necesita alineación y balanceo" cuando el auto presenta una falla tal como irse de lado, vibración en el volante de dirección o algo semejante. Pero realmente en qué consiste la alineación?
Hay tres ángulos que intervienen en el sistema de dirección y que influyen en la trayectoria que seguiría un auto en movimiento si se suelta el volante de dirección.
El primero es el llamado CASTER, el cuál es el ánglo formado por el eje de rotación de la rueda (el eje sobre el que rota al dar una vuelta) y el plano en dónde se localiza el eje de giro de la misma. Este ángulo facilita que la rueda siga una trayectoria recta cuando se sueltael volante, y el efecto es semejante al de las rueditas delanteras de un carrito de supermercado.
El segundo se llama CAMBER, y es el formado por el plano de la rueda y la horizontal. En este caso, al tener un CAMBER negativo, la rueda pisa con su parte interior; y cuando tenemos uno positivo, el efecto es inverso. Es semejante a una persona que tiene las piernas, ya sea como abiertas (con las rodillas juntas), en cuyo caso gasta los zapatos por dentro, o bien como charrito, en donde el desgaste será por la parte externa de los zapatos.
El tercero es la TOE (convergencia o puede ser divergencia), y es el no paralelísmo de los planos de giro de las 2 ruedas delanteras (o traseras). Aquí la semejanza con los pies es caminar con las puntas de los zapatos mirando hacia adentro (convergencia), o caminar con las puntas de los zapatos mirando hacia afuera (divergencia).
Estos ángulos se pueden modificar, aunque no en todos los autos. Con equipos de alineación, ya sean mecánicos, ópticos o computarizados, es posible realizar ajustes para regresar los ángulos a las especificaciones y tolerancias de fábrica. Esto es alinear.
Pero antes de meternos más a fondo con estos ángulos, y al tener un problema de trayectoria o alieación en nuestro auto, yo aconsejo realizar las siguientes verificaciones:


  1. La presión de inflado de las llantas debe ser la especificada en cada una de ellas: Una llanta baja provoca desalineamiento.

  2. La presencia de un golpe en el rin: Un rin deforme vibra y no es posible balancearlo correctamente.

  3. La presencia de chipotes en las llantas: Una llanta chipotuda vibra y si está montada en la parte delantera del auto, hace que el volante oscile a baja velocidad.

  4. Desgaste prematuro o irregular en las llantas: Una llanta desgastada o deforme puede afectar la trayectoria del auto y causar vibraciones.

  5. Si es un auto que acaba de llegar a nuestras manos, verificar que todas las llantas sean de la misma medida: Una llanta más grande o más ancha que las otras, desequlibra al auto provocando desalineamiento.

  6. La altura de las cuatro esquinas del auto con respecto al piso: Un auto que tenga un problema de suspensión, puede estar más bajo de un lado y esto provocará un comportamiento extraño al conducirlo.

  7. Desgaste en los elementos de la suspensión que provoquen demasiado juego en las ruedas delanteras: Un juego excesivo, ya sea en la caja de la dirección, en una rótula o en un buje de horquilla, se manifestará como problema de dirección.

Amigo, le aconsejo antes de realizar una alineación, verifique o pida que le verifiquen los puntos anteriores, y en su defecto corregirlos antes de alterar alguno de los ángulos relacionados con la alineación.
Por otro lado, el balanceo se refiere a mantener el peso de la rueda equilibrado en toda su masa, con el fin de que cuando gire no genere oscilaciones o vibraciones. Entonces la forma adecuada es desmontar la llanta del auto y colocarla en una máquina de balanceo. Normalmente se hace en dos planos, dado que la llanta tiene un ancho especificado, su peso puede estar distribuido no sólo en forma perimetral, sino cargado sobre su cara externa o su cara interna. Es como una rosca de pastel, en la que los ingredientes se concentran, ya sea en el fondo de este o en su parte superior.
Un equuipo de balanceo puede determinar en dónde colocar un contrapeso a lo largo de la periferia del rin, y también si colocarlo por dentro o por fuera de éste.
Una vez balanceada la llanta, se vuelve a montar en el auto.
Nuevamente, si la llanta presenta una deformación ésta tenderá a vibrar, aunque el balanceo esté correctamente realizado. De hecho, en casos severos de defoprmación, la máquina de balanceo no puede obtener un buen resultado ya que la masa de la rueda no está uniformemente distribuida, producto de un fuerte derrape o porque estuvo rodando desbalanceada por un tiempo considerable.